Inicio Noticias sobre aves Las lagunas del Canal de Castilla registran cotas de inundación históricas

Menú principal

Agenda - Calendario

« < Noviembre 2018 > »
D L M X J V S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Las lagunas del Canal de Castilla registran cotas de inundación históricas PDF Imprimir E-mail
Las intensas lluvias, heladas y nevadas que se han venido sucediendo en el norte peninsular durante este invierno han hecho posible que los más de setenta humedales asociados al Canal de Castilla registren cotas de inundación máximas, recuperando en muchos casos su extensión original. Este fenómeno resulta muy positivo para estos sistemas acuáticos debido a que la principal amenaza que pesa sobre ellos es la escasez de agua derivada de las intensas alteraciones de los cursos de agua que los alimentaban e intentos de drenaje para obtener tierras cultivables.

Las aves acuáticas son un excelente bioindicador de la salud de estos humedales y, por ejemplo, en la Laguna de Besana, en el término de San Cebrián de Campos, desde el mes de enero se ha establecido una nutrida comunidad aviar, entre la que destaca un bando de en torno a 120 ánsares comunes (Anser anser), junto a otro centenar de ánades reales (Anas plathyrhynchos), 25 cercetas comunes (Anas crecca) y otras especies como fochas comunes (Fulica atra), zampullín chico (Tachybaptus ruficollis), garza real (Ardea cinerea), cormorán grande (Phalacrocorax carbo), además de varios individuos de aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) y aguiluhco pálido (Circus cyaneus). Pero sin duda, lo más interesante de este invierno para esta laguna de menos de cinco hectáreas ha sido la cita de un porrón pardo (Aythya nyroca) desde mediados de febrero, lo que viene a suponer la tercera cita conocida para esta amenazada especie en la provincia de Palencia.
Otra laguna importante en el Canal de Castilla es la Toja de Ribas, en Ribas de Campos, donde desde finales de enero de localizan de forma más o menos estable en torno a un centenar de ánsares comunes (Anser anser), 150 ánades reales (Anas plathyrhynchos), y en menor número otras acuáticas como fochas comunes (Fulica atra), zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis), ánades frisos (Anas strepera), patos cuchara (Anas clypeata),  somormujo lavanco (Podiceps cristatus), cormorán grande (Phalacrocorax carbo), cercetas comunes (Anas crecca) y al menos 8 aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus) y varios aguiluchos pálidos (Circus cyaneus). Éste humedal presenta una amplia y profunda zona de aguas libres, además de un observatorio de aves, por lo que es un lugar muy favorable para la observación de estas y otras especies.

Más información sobre la localización y características de los humedales asociados al Canal de Castilla se puede encontrar en la Web www.lifecanaldecastilla.org.
 

Grupo de anátidas descansando en la laguna de Boada, donde se puede ver un ejemplar de porrón pardo (Aythya nyroca)