Inicio Noticias sobre aves Aumenta el número de aves invernantes en las lagunas esteparias

Menú principal

Agenda - Calendario

« < Septiembre 2018 > »
D L M X J V S
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6
Aumenta el número de aves invernantes en las lagunas esteparias PDF Imprimir E-mail
El presente otoño se está caracterizando por una climatología benigna para estas fechas y una acusada escasez de precipitaciones, razones que han motivado un bajo número de aves invernantes en las lagunas esteparias.

Pero poco a poco las lluvias van haciendo acto de presencia y el frío se adueña de las estepas cerealistas, lo que rápidamente se ve reflejado en un notable incremento del número de aves invernantes. Así, a mediados ya de noviembre, el número de ánsares comunes (Anser anser) sobrepasa ya los 9.000 ejemplares, algo más de 6.000 en La Nava y unos 3.000 en Boada. El número de patos también ha aumentado de forma notable, especialmente el de ánades reales (Anas platyrhynchos), aunque cada vez resultan más numerosos los bandos de ánades silbones (Anas penelope), patos cucharas (Anas clypeata), cercetas comunes (Anas crecca) o ánades frisos (Anas strepera). Destaca también la presencia en La Nava de al menos tres garcetas grandes (Casmerodious albus).

Las especies consideradas “rarezas” o menos habituales también han hecho ya acto de presencia. El ánsar careto grande (Anser albifrons) cuenta con al menos tres ejemplares en La Nava y un grupo de nueve ejemplares en Boada. Se ha visto ya la primera barnacla cariblanca (Branta leucopsis) en La Nava y el primer ánsar piquicorto (Anser brachyrhynchus) de la temporada en la laguna de Boada.

Por último, y aunque no son aves acuáticas, destaca la invernada de las rapaces. Hasta nueve ejemplares diferentes de aguilucho pálido (Circus cyaneus) se pudieron observar el día 15 de noviembre en un recorrido en automóvil entre las localidades de Fuentes de Nava, Boada de Campos y Pedraza de Campos. Varias decenas de aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus) acuden diariamente a dormir a La Nava, mientras que los cultivos cerealistas, que cuentan con un pequeño repunte de topillos campesinos en estas fechas, son el cazadero para cientos de milanos reales (Milvus milvus), ratoneros comunes (Buteo buteo) y cernícalos comunes (Falco tinnunculus).

Todas las citas más reseñables de aves pueden ser consultadas en la sección cuaderno de campo de esta página Web.
 

Laguna de Boada el 15/11/2009 con varios cientos de patos y gansos